es_ES eu_ES en_US de_DE nl_NL fr_FR
Print this page

BLOG

10-04-2013

Qué comer en el Valle de Roncal


Es todo un placer acercarte hasta el Valle de Roncal, no sólo por su belleza, sino también por su sabor. Después de un bonito paseo, te recomiendo que pruebes algunos de los productos más típicos de este sitio. Si tu estancia va a ser más o menos larga, pruébalos todos!

Empiezo mencionando el Queso Roncal; un queso con un peculiar sabor recio, que se te deshará en el paladar, menudo placer! Es conocido como el hijo del Pirineo y fue el primero en conseguir una Denominación de Origen en España. Es un queso artesanal producido con leche cruda de oveja rasa y de oveja latxa, cuajo y sal. Tiene un sabor muy especial con un toque picante y que resulta muy mantecoso. Para mí la mejor manera de comerlo es al natural con un poco de pan, y si es posible en el descanso de un paseo por el monte, mejor que mejor!


Además se puede aprovechar para visitar el Museo del Queso en Uztarroz y las diferentes queserías que hay por el valle:
Kabila Enea de Uztarroze. 948 893236
Larra de Burgi. 948 477046
Onkizu de Bidankoze. 948 477096
Diego Etxea de Bidankoze. 948 477027
Enaquesa de Roncal/Erronkari. 948 475014
Marengo de Belagua (Isaba). 948 394039


Otra manera exquisita y muy típica de esta zona de comerlo es queso con membrillo y nueces. El contraste de texturas, la mezcla del sabor dulce y salado y también las nueces hacen de este sencillo palto un delicioso postre o almuerzo. 

 

 Y  qué decir de las costillas de cordero! Son también conocidas como chuletillas y están riquísimas sobre todo asadas a la brasa ya que el sarmiento aporta a la carne un aroma y un sabor exquisito. Y si las acompañas con pimientos del piquillo, ya ni te cuento!

Pero sin duda, el plato más representativo del Valle son las migas de pastor, ya que el pastoreo es la actividad a la que se han dedicado tradicionalmente los roncaleses. Aunque es un planto sencillo, cada cocinero las prepara a su estilo y gusto, echándoles setas, hongos, tocino… eso sí, para comerlas que sea con cuchara de boj y acompañadas de un buen vino tinto. Es un plato muy nutritivo que te da fuerzas para emprender alguna de las numerosas rutas del valle o subir a alguna cima pirenaica.

Y después de un buen plato de migas, hay que probar la cuajada, producto lácteo elaborado a partir de leche de oveja y cuajo natural. Se le puede añadir miel, azúcar, nueces… cada uno a su gusto! Algunos autores dicen que su origen está en la Prehistoria cuando los pastores calentaban la leche en kaikus!

 Y del río Eska también aparece un plato típico de estos valles que es la trucha a la navarra. Es un jugoso pescado azul que si se acompaña con lonchas de jamón serrano frito y un sofrito a base de cebolla, ajo y perejil, se convierte en una exquisitez para el paladar.

Si te gustan los hongos y las setas, acércate al Valle de Roncal ya que es una zona muy apropiada para encontrarlas. Desde la primavera hasta el otoño, diferentes tipos de setas y hongos nacen en estos montes: el marzuela, el perretxiko, el boletus edulis, la negrilla o el robellón. Luego hay cientos de maneras diferentes para cocinarlas, sólo hay que ser ocurrente!

En alguno de tus paseos por el monte, seguramente encontrarás una frutilla entre morada y rojiza. Ése es el fruto del famoso patxaran navarro. Es una bebida derivada de alcoholes naturales con un aroma y sabor afrutado, agradable, dulce y anisado. Con un buen hielo, es perfecto para después una comida copiosa.

Por último, os hablaré de la txistorra, embutido que sigue consolidándose como uno de los productos estrella de la gastronomía navarra. Panceta, magro, ajo, papada, pimentón, tripa natural y por supuesto el saber hacer de cada casa; ingredientes sencillos pero de receta no tan fácil, ya que lo que se necesita es mañana y  mucho cariño.  Pruébala en bocadillo o junto con unos huevos fritos y verás lo que es bueno!

Reacties